* Malos tratos, amenazas de represión y detención; intimidación, confrontación y falta de coordinación de los distintos niveles de gobierno de México ante esta emergencia humanitaria

 Redacción Latitud45.ca / Plataforma Multimedia.

MONTREAL, 23 de octubre 2018.— Organismos no gubernamentales de diversas partes del mundo, realizaron una denuncia de hechos este lunes 22 ante la comunidad internacional, ante los medios de comunicación, ante los defensores de los derechos humanos y ante el propio Estado mexicano, debido a los actos de crueldad, degradantes e inhumanos que están cometiendo policías y personal del Instituto Nacional de Migración de México, contra los migrantes centroamericanos, según corroboraron estas agrupaciones.   Una caravana de miles de desplazados hondureños que huyen de la violencia, el crimen, la corrupción y el hambre y a la que se han sumado personas de otros países de la región, han llegado a la puerta sur de México para buscar atravesar su territorio, con la idea de llegar a la frontera con Estados Unidos y tratar de entrar a ese país a fin de buscar una mejor vida para ellos y sus hijos.
   Sin embargo, han encontrado malos tratos, amenazas de represión y de detención migratoria; violaciones a sus derechos humanos, intimidación y actos de terror contra ellos por parte de autoridades mexicanas fronterizas, de acuerdo con la denuncia hecha este lunes por diversas Organizaciones No Gubernamentales internacionales, ONG’s.
   “Las organizaciones que estamos trabajando en frontera sur, queremos señalar que lo que está ocurriendo en este momento y de lo cual somos testigos, no tiene precedente alguno”, dijeron estas ONG’s en un comunicado conjunto al que Latitud45 tuvo acceso gracias a Carlos Rojas, de Conseil Migrant México.
   Este comunicado está firmado por los organismos American Friends Service Committee oficina Latinoamérica y el Caribe, Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) y Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes AC, Médicos del Mundo Suiza, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova AC. y Otros Mundos Chiapas, además de SweFORMexico (organismo sueco de acompañamiento de defensores de derechos humanos y de otros actores civiles y pacíficos). 
   El pasado viernes 19 de octubre esta caravana migrante ingresó —unos 300 miembros de esta marcha entraron incluso por la fuerza— a territorio mexicano en su ruta hacia Estados Unidos. Conforme al diario El Universal, unos 14 mil hondureños y migrantes de otros países de la región, buscan franquear la frontera sur para dirigirse hacia el poderoso vecino del norte.

 Violaciones a los derechos humanos en México

Los organismos mencionados, señalan en su comunicado que han estado monitoreando las acciones del Estado mexicano para responder a esta emergencia humanitaria. “ Hemos observado y documentado diversas violaciones a derechos humanos, cometidas por parte de autoridades mexicanas en contra de las personas que han estado arribando a México con necesidad de protección internacional”.
   De acuerdo con la denuncia de estas agrupaciones, los migrantes de la caravana permanecen “sin asistencia humanitaria, a la intemperie, sin acceso a las condiciones mínimas de subsistencia” y sin saber cuándo serán atendidos por las autoridades migratorias mexicanas, que acaso deliberadamente, han hecho más lento y desesperante su respuesta ante la emergencia.
   Por otra parte, recriminan, “no existe coordinación de los distintos órdenes de gobierno” en esta frontera, “ para dar una respuesta integral y regional a la situación; sino que observamos por parte de las autoridades mexicanas la reacción de confrontación contra las personas (los migrantes)”.

Un enfoque militarista del gobierno ante la situación

También acusan que la respuesta del Estado mexicano, ha sido de “un enfoque militarista al mando de la Policía Federal”, que les ha bloqueado el paso a los inmigrantes y por momentos ha mantenido “una clara amenaza de reprimir a las personas, intimidando con el sobrevuelo a baja altura de un helicóptero causando confusión y terror entre las personas”.
   Denuncian que el gobierno mexicano no hace nada por ayudar a estas personas:  “Sufren el impacto provocado por las condiciones en que realizan el recorrido, sin ninguna asistencia humanitaria y atención a la salud. El cansancio, la debilidad y las condiciones climáticas extremas van rezagando grupos de mayor vulnerabilidad, como niñas, niños y adolescentes, mujeres embarazadas, personas de edad avanzada, personas que sufren alguna discapacidad o enfermedad”.
   Las entidades firmantes añaden que “dentro de este contexto de inseguridad e incertidumbre se encuentran niños, niñas y adolescentes migrantes tanto acompañados como no acompañados. un grupo de población particularmente vulnerable y con necesidades especiales de detección, atención y protección. Hasta el momento las autoridades federales no han emitido las medidas de protección a las que está obligado”.

 Enorme solidaridad de la población.

 Pero reconocen que, en contraste con las acciones u omisiones del gobierno mexicano, “observamos grandes muestras de solidaridad de la población, quienes acompañaron en diversas formas aportando y compartiendo lo que tenían a mano: agua, comida, carreolas, ropa, mochilas, bañando a bebés ante el extremo calor y con palabras de aliento”.
   La única diferencia con otros éxodos en la región desde los años 80, “radica en que hasta el momento ningún país centroamericano se encuentra en ‘conflicto armado’...”.
   “Reiteramos que el origen de la Caravana responde a un contexto de violencia y pobreza generalizada en donde las condiciones mínimas de vida digna y respeto a los derechos humanos no han sido garantizadas, lo que obliga a miles de personas a desplazamientos forzados, como los que estamos presenciando”, continúa el mensaje de estas ONG’s.
   “Exigimos que el Estado mexicano brinde una respuesta apegada a los estándares internacionales en derechos humanos, derecho humanitario y derecho de asilo y refugio, siendo inaceptable que se condicione el respeto a los derechos en función de su situación migratoria”, apremian en su comunicado.

México debe ayudar a los desplazados que solicitan refugio, ya que es firmante de la Convención de Ginebra sobre los refugiados. 

También, los firmantes  claman por ayuda, ya que los albergues de Ciudad Hidalgo y Tapachula están rebasados, mientras que “la  asistencia humanitaria gubernamental se está condicionando a la detención migratoria”.

Estos organismos responsabilizan Estado mexicano

Concluyen estas ONG´s haciendo responsable al Estado mexicano

  1. Por el incumplimiento de garantías de protección a la vida e integridad de las personas que están entrando al país.
  2. Por las detenciones arbitrarias que están sufriendo estas personas en la Estación Migratoria Siglo XXI.
  3. Por la denegación de acceso al procedimiento de reconocimiento de refugio, el rechazo en frontera y las deportaciones masivas.
  4. Por los tratos crueles, inhumanos y degradantes cometidos, corriendo el riesgo de que las personas sean víctimas de alguna forma de tortura;
  5. Por la inobservancia del interés superior de la niñez, dado el sinnúmero de niñas, niños y adolescentes acompañados y no acompañados que son ignorados y tratados igual que los adultos.

 Concluye el comunicado: “Hacemos un llamado a generar una respuesta inmediata y coordinada desde instancias internacionales para asistir integral y regionalmente a las personas ante la situación actual y los distintos escenarios posibles”.

 ¿Por qué México está obligado a socorrer a los migrantes centroamericanos?

 La obligación de atender a estos migrantes, radica en el hecho de que México (al igual que Canadá y otros 145 países), está comprometido a recibir y ayudar a las personas de otras naciones que soliciten refugio por motivos humanitarios, pues es firmante de la Convención de Ginebra sobre los Estatutos de los Refugiados, adoptada en Suiza el 28 de julio de 1951.
   México se adhirió a esta Convención el 7 de junio de 2000, con Decreto Promulgatorio DOF del 25 de agosto de ese mismo año del entonces presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, dirigido a todos los habitantes de este país, en el cual se da a conocer que la citada Convención fue aprobada por la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión, el 17 de abril de 2000, decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación del primero de junio del mismo año. 
   Este instrumento de adhesión, firmado por Ernesto Zedillo, se depositó ante el Secretario General de las Naciones Unidas en esa misma fecha, 7 de junio de 2000. 
   En este  documento, cuya copia posee Latitud45.ca, se especifica claramente que “Corresponderá siempre al gobierno de México determinar y otorgar, de conformidad con sus disposiciones legales vigentes, la calidad de refugiado, sin perjuicio de la definición de refugiado prevista en el artículo 1 de la Convención y I de su Protocolo”.
   El artículo 23 de esta Convención de Ginebra señala que “Los Estados Contratantes (entre ellos México) concederán a los refugiados que se encuentren legalmente en el territorio de tales Estados el mismo trato que a sus nacionales en lo que respecta a asistencia y a socorro públicos”.

————————————————

Con información de sjmmexico.org.mx, Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, Ginebra, Suiza, 28 de julio de 1951. Adhesión de México, Órden Jurídico Gobierno de México, SweFORMexico y El Universal.