* Representantes de la comunidad latina se dan cita en el Encuentro 1094 * “Cuando dejas tu país, por cada sacrificio hay una recompensa”, resalta Claudia Pérez, una de las anfitrionas del evento

Nota y fotos: Elizabeth Molina 
Crónica Norte/Latitud 45

LAVAL, Quebec, 31 octubre 2019.— Para cerrar el mes de la herencia hispana y latinoamericana que por vez primera se llevó a cabo en Quebec, Canadá, hace unos días la dinámica Claudia Pérez, presidenta de la ALCTL, (Association Latino-américaine des Cultures et des Traditions à Laval), en colaboración con Ana Alejandra Antacho, quien fungió como maestra de ceremonias y la fotógrafa Juliana Patricia Ordoñez, fueron anfitrionas del “Encuentro 1094”, un evento celebrado en el marco del Mes del Patrimonio Hispano.

   La celebración se llevó a cabo en el restaurante Fumoir Barril Smokehouse, cuyos propietarios, Carlos Higuita y Ángela María Muriel, abrieron sus puertas para escuchar las palabras de los representantes de la comunidad latina en Laval, ciudad conurbada al Gran Montreal, que con casi 4 millones de habitantes es la segunda zona metropolitana más grande de Canadá, después de la gran área urbana de Toronto. Laval, con una población cercana a los 450 mil habitantes es la tercera ciudad en importancia en la provincia de Quebec, enseguida de Montreal y de la capital, Quebec y la décimo tercera urbe más grande de Canadá.

  Entre los invitados del ámbito político, en representación del alcalde de Laval, Marc Demers, asistió Stéphan Boyer, consejero municipal de Davernay-Pont-Viau. En representación del diputado latinoamericano Saúl Polo, estuvo su asistente política Marisa Amato-Denis y también asistió Michel Poissant, consejero del distrito de Vimont.

Ambiente amistoso y festivo

Los empresarios latinos residentes en Laval, entre un ambiente amistoso y festivo, relataron algunas de sus experiencias e historias de trabajo y de vida familiar. Entre ellos, participó el arquitecto Rolando Cabrera, propietario de la compañía Carolina Construcción, Cecilia Macedo comerciante de joyería, quien desarrolló su empresa gracias a las enseñanzas de sus padres de origen peruano, y la joven colombiana Oriana Quintero, emprendedora y propietaria del Café Totumos, en la población de Dos Montañas.

   El artista César Carrasco, de origen chileno, con 45 años de vivir en Quebec tras haber radicado un año en Alberta, compartió un entrañable discurso, donde con gran sabiduría y experiencia expresó: ‘‘Cuando llegué a esta provincia encontré una comunidad que me ayudó a reconstruirme como persona y a salvar a mi familia’’.

   Mostró el compromiso que siente de corresponder a esa gratitud e hizo una invitación a los presentes: ‘‘Ahora, a través de nuestro trabajo, los empresarios tenemos el deber de apoyar a los organismos como ALCTL para ayudar a integrar a los nuevos inmigrantes. Y también conociendo la realidad socio-política de nuestros países, pues no se trata de eliminar nuestra cultura, sino de conservarla, cultivarla y aportarla a esta sociedad para su desarrollo’’.

 “Ser progreso conjunto”: Claudia Pérez

La presidenta de esta Asociación, Claudia Pérez, de origen colombiano, hizo extensivo su mensaje: ‘‘A todas las personas latinoamericanas que viven en Laval, las invitamos a acercarse a la Asociación, la cual está creada para servirse de ella y aportar a la comunidad todos los servicios, arte, cultura, idioma, música, bailables, entre otros. Para ser progreso conjunto, hablando bien los unos de los otros”. E hizo saber que la ALCTL ‘‘está haciendo un esfuerzo muy grande por identificar a todos los empresarios y poder sacar nuestro repertorio latinoamericano hacia el norte’’.

   La ALCTL como promotor de la música latinoamericana, animó el evento gracias a la participación de Les Amis de la Musique, dirigido por Alfredo Ospina, el grupo folclórico chileno, Al Amanecer, comandado por Ronny Aguilera y el grupo Tucán, liderado por Mateo Barrera.

   El evento se llevó a cabo gracias a la colaboración de Enith Baena, Ronny Aguilera, Ilian Esponda, Andrea Cobo, Roberto Padilla, Gesly Quiroga, César Maldonado y Carlos Hoyos. También estuvieron entre muchos otros invitados, Aspasia Worlitzky, escritora y poetisa chilena-canadiense y Nancy R. Lange, también escritora, poeta y promotora cultural de Laval.

No es fácil arrancar en un nuevo lugar

Durante esta celebración, “Encuentro 1094”, en referencia al decreto de ley 1094 que consagró en la Asamblea Nacional de Quebec a octubre como Mes de la Herencia Hispana, Claudia Pérez también dijo que “cuando dejas tu país y tu familia, no es fácil arrancar en un nuevo lugar; sin embargo, por cada sacrificio hay una recompensa. El año pasado la recompensa fue para todos los latinos, pues con la ley 1094 se estableció octubre como mes de la hispanidad. En medio de esta alegría se han organizado diferentes eventos, muy emotivos, divertidos y que resaltan todo el trabajo realizado por la comunidad”.

   “De nuestra parte –agregó Claudia— muchas gracias por haber compartido esta fiesta en Laval, en el restaurante, también de latinos, Fumoir Barril Smokehouse”.
   En Laval, la comunidad latinoamericana viene cobrando cada vez mayor importancia y presencia y el español es la cuarta lengua más hablada aquí, después del francés, el inglés y el árabe.