* Que no sea viral, mejor que sea un buen hábito cuidar el planeta.  Voltear los reflectores al tema es ya un comienzo; que más niños y jóvenes se identifiquen con la lucha, una esperanza

 

Por Gabriela Casas

La autora es licenciada en Ciencias de la Comunicación
por la Universidad Autónoma Metropolitana de la ciudad
de México; profesora en línea de la Facultad de Ciencias
Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma
de México y productora de radio, TV y medios
on line. Vive en Montreal.

Crónica Norte / Latitud45
MONTREAL, 21 marzo 2019.— Sin duda las imágenes que inundaron noticieros, periódicos, portales noticiosos y redes sociales sobre la marcha del llamado 15M Ambiental dieron mucho de qué hablar. ¿Cómo no vibrar de emoción viendo cientos de imágenes donde las calles de las grandes ciudades se llenaron de adolescentes y jóvenes gritando que se detenga la extinción de su futuro, exigiendo con pasión acciones para que se les herede un planeta sano?  
   Quienes tuvimos la fortuna de participar en vivo, gozamos de ese ímpetu juvenil, del apoyo de los padres que marchaban junto a ellos, de las hermosas postales de familias enteras pidiendo salud para nuestro Planeta Azul, en contra de intereses económicos.  Aquí en Montreal el comentario se repetía entre los transeúntes que participaban o solo presenciaban la movilización: “Hace años que no se veía una cosa así”. Dicha inmensa por ser testigo de ello. Esperanza de que sea el inicio de una conciencia colectiva de acción y la viralidad deje algo positivo.
   Sin duda las movilizaciones del pasado 15 de marzo 2019, que lograron una gran presencia a nivel mundial  son, al menos hasta ahora, la expresión máxima del movimiento Friday for the Future, inspirado y promovido por Greta Thunberg, joven ambientalista sueca de 16 años que desde el verano pasado se ha manifestado viernes tras viernes frente al Parlamento sueco, con su cartel “Skolstrej for Klimatet (Huelga escolar por el clima)”.
   Protesta a la que se han venido uniendo cada vez más niños y jóvenes alrededor del mundo y que llevó a Greta ser invitada a foros muy importantes como el Foro Económico Mundial en Davos Suiza y las Naciones Unidas (ONU) donde sus discursos fueron contundentes contra los gobiernos y su falta de acciones concretas para legislar en pro de la conservación del planeta. 
   Los mensajes de Greta en esos foros fueron claros y contundentes: “Ustedes dicen que aman a sus hijos por encima de todo, pero les están robando su futuro ante sus propios ojos”, expresó  ante la mirada atónita de los presidentes, primeros ministros y mandatarios de todo el mundo reunidos en la ONU.

FRASES QUE INSPIRAN

   “Hasta que no comiencen a centrarse en lo que debe hacerse en lugar de lo que es políticamente posible, no habrá esperanza: no podemos resolver una crisis sin tratarla como una crisis.”
   Son frases como esas las que inspiraron y alentaron fuerte al resultado del 15M donde las consignas fueron: “El Planeta no está en venta”; “No hay Planeta B”; “Ni un grado más, ni una especie menos”; “Si el planeta fuera un banco, seguro ya lo habrían rescatado”; “No hay tiempo”; “No hay futuro sin planeta”; “Cambiemos el sistema, no el clima”, entre las que más se repitieron en las diferentes manifestaciones. 
    Las cifras de la participación varían en los medios; se habla en promedio de más de 1,700 ciudades de 100 países haciendo que temas como el calentamiento global, los reportes científicos, la urgencia de acciones concretas e inmediatas de parte de los gobiernos y la extinción de especies, sonaran por todas partes y eso es bueno.  Voltear los reflectores al tema es ya un comienzo, que más niños y jóvenes se identifiquen con la lucha, una esperanza. Que el tema siga presente, una necesidad. 
   Y ¿qué viene ahora? Greta Thuber y otros jóvenes ambientalistas  han sido claros: Friday for the Future sigue. Continuará exigiendo se cumplan los acuerdos internacionales para tomar acciones gubernamentales concretas. ¿Será que las corporaciones internacionales, los poderosos, los adultos escucharán o sólo será un “trending toping” más que pasará de largo y del que nadie hablará más en dos semanas? Ojalá no. 
   Pero después de la euforia ambientalista regresar a ser mero espectador no es válido. Justo es eso lo que ha desencadenado la crisis; culpar al otro, mirar lejos y no aceptarlo como una crisis que nos compete a todos que es urgente resolver y en la que mucho podemos colaborar a empeorar o revertir desde el cotidiano.

SOLUCIÓN EN NUESTRAS MANOS

   Lo repiten científicos de todo el mundo, podemos leerlos por cientos con sólo “googlear” cualquier tema ambiental; somos la última generación que tiene la posibilidad de evitar un colapso ambiental. Los estudiosos han dicho también que hay oportunidad de revertir, hay una ventana de esperanza que, sin embargo se puede cerrar rápidamente. Los jóvenes nos han expuesto el pasado 15 de marzo como una generación irresponsable que les está dejando sin futuro. Que cada quien haga lo necesario para revertir esta realidad desde donde esté. 
   Ningún gesto será pequeño al multiplicarse por millones. Eliminemos completamente el uso de plásticos desechables, cuidemos el agua, economicemos energía, produzcamos menos residuos, evitemos el uso de productos químicos, reutilicemos el papel, clasifiquemos nuestros desechos, cuidemos la flora y la fauna, usemos transportes no motorizados, elijamos envases reciclables, consumamos de empresas que usan menos pesticidas, pensemos en la sustentabilidad global actuando localmente. 
   Tenemos que pasar de ser espectadores a actores por ética, por moral pero, sobre todo, por sobrevivencia de nuestra especie. Exijamos junto con ellos a los gobiernos por acciones concretas y seamos en el día a día parte de la solución y no del problema.

El jovial ex candidato a una diputación federal, en 10 sencillas frases. * Para aprender un español ligado a la política comenzó a leer a Mafalda.

Por Francisco Ortiz Velázquez
Crónica Norte Noticias / Latitud45.ca
MONTREAL.— Tipo sencillo y sonriente, acaso todavía no contaminado por los vaivenes y traiciones de la política, Michel Duchesne —quien contendió esta semana por una diputación federal bajo el estandarte del partido Bloc Québecois por la circunscripción federal de Outremont—, charló con Latitud45 sobre su actividad como escritor, dramaturgo y profesor universitario. Y de su gusto por hablar español.
Conózcalo en 10 frases:

1.- “Soy un hijo del suburbio, aquí en Montreal”.
Duchesne nació en Boucherville, una municipalidad vecina a Montreal y que forma de la Gran Zona urbana de esta metrópoli, a donde emigró hace 28 años.

2.- “Momento; dame tiempo. Apenas llevo 8 semanas en la política”, afirma cuando se le cuestionan temas complejos como la actual política migratoria de Quebec.

3.- “Estoy orgulloso de hacer por primera vez una entrevista en español”.
Y entre nerviosismo y sonrisas, en la emisión televisiva con Latitud45, Michel señala que aprendió español antes de hacer su segunda visita a México.

4.- “Aprendí español en una escuela nocturna, como todos los inmigrantes. Y leyendo a Mafalda”. (*1).
Duchesne recuerda que su interés por la lengua de Cervantes lo hizo matricularse en la escuela de idiomas de la YMCA, en Montreal, en el turno nocturno, tal y como todos los que venimos acá luchamos por aprender francés o inglés en la noche, luego de una ardua y pesada jornada de trabajo. Y entre risas señala que de inmediato se puso a leer a Mafalda, pues “ella también habla mucho de política”.

5.- “Aprender otro idioma es comenzar una nueva vida. Mi primera expresión aprendida en español fue: 'Claro que sí'. Y eso es muy positivo para dar pasos en la vida. ¡Claro que sí! Fue una manera de comenzar una vida con mayor seguridad, aunque al principio tuve miedo”. Duchesne confiesa que experimenta las mismas inquietudes que sentimos todos los inmigrantes cuando tenemos miedo, estrés, nerviosismo de expresarnos en una lengua que no es la nuestra.

6.- “Me gusta comer en la calle e ir al Chiringuito y me dije: la siguiente vez que venga a México voy a poder hablar español”.
   A este simpático personaje quebequénse le gustan las fritangas y los antojitos mexicanos. No especificó dónde, si en el Chiringuito de Villahermosa, Tabasco o en el de San Joaquín Tepetlacalco, Estado de México, pues en estas dos ciudades está ese lugar, pero “era el puesto de María y su esposo, El Chiringuito. Y me prometí regresar hablando español”. Y y así lo hice. Y fue a la escuela. Y al año siguiente regresó al Chiringuito, pero desgraciadamente su amiga María “ya estaba en el cielo”. Pero “así pude superar barreras como la timidez”.

7.- “ Si me voy a Ottawa –como diputado federal— será para defender la cultura, las artes y la educación, para defender el derecho de producir productos culturales hechos aquí”.
Duchesne estudió literatura en la Universidad de Montreal y cine en la Universidad Concordia. Actualmente da clases en esta última y en la UQAM, Universidad de Quebec en Montreal.

8.- “Me di cuenta que la gente tiene dificultades para escribir”.
Aún siendo Quebec, Canadá y el llamado “primer mundo”, aquí hay gente que apenas si sabe leer bien y expresarse correctamente en forma escrita. Él trabajó como “escritor público”, es decir, una especie de promotor literario de la calle, para el gobierno, “pues como escritor me di cuenta que mucha gente tiene dificultades para escribir y salir adelante en su vida cotidiana; ayudé a las personas durante dos años en el distrito de Notre-Dame Maisonneuve. Los ayudé a sobrevivir.
   Y entonces surgió la idea de hacer una novela de sus experiencias. Y escribió el libro “L'ecrivain public”, el escritor público, una novela que, según detalla, se encuentra en la web, en TV5.ca, la cual le produjo un éxito internacional pues habla también de la libertad y de las dificultades de de la gente que no escribe bien, para defender sus derechos.

9.- “Los gobiernos están cortando el dinero destinado a las necesidades de la población, para destinarlo a los ricos”.
El ex aspirante a diputado afirma que en el mundo los gobiernos abusan económicamente de la población para favorecer con exención de impuestos a los más poderosos, por eso hizo también su novela con temática política y social y luego le sugirieron convertirse en político, para desarrollar esas convicciones. Y el partido Bloc Québecois lo invitó a sumarse a su plataforma política.

10.- “Fui compañero de cuarto de Dany Laferrière”.
Finalmente, Duchesne recuerda con orgullo haber conocido al escritor Dany Laferrière, “de quien fui compañero de cuarto” en la universidad. Este literato es el primer ciudadano canadiense y primer escritor de origen haitiano, así como el segundo hombre negro en ser entronizado como miembro de la Academia de la Lengua Francesa, en mayo de 2015, desde que el cardenal Richelieu fundó esa institución en 1635.

Dany Laferrière (Puerto Príncipe, Haití, 13 de abril de 1953) es intelectual, escritor y guionista, nombrado por los medios de comunicación La Personalidad del Año 2009 y orgullosamente montrealense. (*2).


(*1) - Mafalda. Es el nombre de una historieta argentina creada por Quino en 1964, cuyo personaje principal es una niña de clase media argentina con una actitud crítica y comprometida (social, ambiental y políticamente) ante el mundo. Mafalda, apareció en tiras cómicas en diarios argentinos de 1964 a 1973 y fue también muy popular en Latinoamérica en general, en España, Italia, Francia y otros países europeos. Mafalda ha sido traducida a más de 30 idiomas.
https://www.ecured.cu/Mafalda

(*2) – Danny Laferrière a la Academia Francesa:
https://parolenarchipel.wordpress.com/2015/06/02/dany-laferriere-ne-en-haiti-citoyen-canadien-academicien-francais/