Por Francisco Ortiz Velázquez
Latitud45.ca / Plataforma Multimedia.

MONTREAL.- Este sábado 19 de mayo a partir de las 11 de la mañana se espera un fuerte contingente de manifestantes en la frontera de Canadá con Estados Unidos, en territorio de la provincia de Québec, en dos de los actuales puntos neurálgicos de paso de inmigrantes ilegales hacia territorio canadiense.

   Se trata del sitio conocido como Roxham Road, donde decenas de inmigrantes cruzan ilegalmente a diario hacia Canadá, para lo cual el gobierno de este país ha redoblado la vigilancia por parte de la guardia fronteriza y la gendarmería real, a fin de evitar que estos visitantes sin documentos legales, penetren de manera subrepticia y se dispersen en territorio canadiense.

   Asimismo, en este punto y otros cercanos se han instalado puestos de socorro y campamentos de refugiados, para quienes han llegado a Canadá y piden asilo. La mayoría de estos solicitantes de refugio proviene de México, El Salvador, Cuba, Haití y otros países de Centroamérica y el Caribe.

   Sin embargo, grupos anti-inmigrantes, identificados como organizaciones racistas y de extrema derecha, han iniciado una campaña contra esta ola de inmigración, por lo cual este sábado 18 iban a manifestarse en Roxham Road para pedir al gobierno de Canadá que cerrara las fronteras contra este tipo de inmigrantes.

   De inmediato, otras organizaciones de lucha en favor de los inmigrantes, como Montréal Antifascista, Solidarité Sans Frontièrs y decenas de activistas pro derechos humanos, iniciaron un movimiento para reunirse en el mismo punto fronterizo este sábado 19, en una “movilización festiva con música, talleres y mucho más”, de acuerdo con comunicados enviados a los medios y afiches de propaganda que esas agrupaciones diseminaron en algunas zonas de Montréal, para convocar a la población en general a manifestar su apoyo a los solicitantes de refugio.

   El movimiento llama a que se abran las fronteras de Canadá, a que se reciban a los refugiados y a que se bloquee a la extrema derecha;

“Ouvrons les frontiérs, Bienvenue aux réfugiés, Bloquons l’extrême droit”, dicen los carteles que invitan “a todos” a la frontera entre Canadá y Estados Unidos, en un evento en el que incluso se dice que los niños tendrán juegos y diversión en un terreno cerrado, además de que habrá comida y bebidas.

   Sin embargo, según Solidarité Sans Frontièrs, en un comunicado de última hora de este jueves 17, los grupos anti-inmigración y de extrema derecha racista cancelaron su manifestación, al ver la cobertura mediática que estaba teniendo la manifestación de los grupos pro-inmigrantes.

   Es así que de acuerdo con este comunicado, “el grupo anti-inmigración Storm Alliance y sus aliados anunciaron el cambio de lugar para su manifestación”, por lo que ésta se trasladará a otro punto fronterizo, conocido como Lacolle, donde no hay mucho paso de inmigrantes ilegales hacia Canadá.

   De todas formas, la movilización de los grupos en favor de los refugiados y de los inmigrantes se llevará a cabo en Roxham Road, pero estos también anunciaron su presencia en Lacolle, por lo que debido a los retos de ambas partes, es de esperarse algún tipo de choque verbal o de otra naturaleza entre los dos grupos de ideas antagónicas.

   Conforme a fuentes oficiales, el flujo de inmigrantes que cruzan la frontera de Estados Unidos hacia a Canadá se ha triplicado en los últimos seis meses.

   Más de mil 600 personas han sido interceptadas en lo que va del año en su intento por pasar en forma ilegal a territorio canadiense.