La diputada de Sainte-Marie—Saint-Jacques, en Montreal, habló en exclusiva con Latitud 45 sobre los desafíos que le esperan de convertirse en la gobernadora de Québec, si su partido, Québec Solidaire, gana las elecciones el próximo 1 de octubre

Por Francisco Ortiz Velázquez / Latitud 45
MONTREAL.— Luchadora social, activista y política férrea, orgullosa de ser lesbiana, originaria de Windsor, Quebec, Manon Massé es una mujer sencilla, afable, de trato agradable y sonrisa franca que en verdad se inmiscuye en los asuntos y necesidades que atañen a su comunidad.
    Es por eso que, de llegar a primera ministra de Quebec, sus retos principales son luchar contra las desigualdades sociales, entre cuyos temas destacan principalmente el alza del salario mínimo en esta provincia, actualmente de 12 dólares, a 15 dólares la hora.
    Massé habló en entrevista exclusiva para Latitud45.ca luego de hacer su rendición pública de cuentas tras cuatro años en su función como diputada de esta circunscripción, Sainte-Marie—Saint-Jacques, que se encuentra prácticamente en el corazón de Montreal y a la que pertenecen zonas de cuatro distritos o barrios de esta ciudad.
     Manon Massé fue investida oficialmente este 18 de junio por su partido, Québec Solidaire, como candidata a primera ministra. Sin ningún otro contrincante a la vista en la circunscripción de Sainte-Marie—Saint-Jacques, su investidura fue una mera formalidad por parte de los miembros de esta fuerza política. 

 

“La principal razón de ser de mi partido Québec Solidaire, es eliminar las desigualdades”

 — ¿Cuál es su siguiente reto? le cuestionó Latitud 45.
— Además de ganar las elecciones como primera ministra, mi reto es luchar contra las desigualdades. La principal razón de ser de mi partido Québec Solidaire es eliminar las iniquidades.
   Entonces —prosigue— los siguientes desafíos: salario mínimo de 15 dólares por hora; un financiamiento adecuado para los cursos de enseñanza del francés a los recién inmigrados; reconocimiento de diplomas. Más si son profesionales (de los estudios hechos por los inmigrantes fuera de Canadá); crear un sistema de atención dental público (tal vez completamente gratuito) para todo el mundo…
   “Así es que para nosotros en Québec Solidaire, el objetivo es romper las desigualdades sociales y redoblar esfuerzos para alejar el hambre de las familias más necesitadas”, agregó.
   Manon Massé fue confirmada en mayo por su partido, Québec Solidaire, como candidata oficial para primera ministra en las elecciones provinciales del 1 de octubre, luego que en febrero pasado su correligionario, Gabriel Nadeau-Dubois, declinó su candidatura en favor de la diputada. Ambos son voceros de su institución política.
   Como diputada, Massé, quien es también miembro de la Asamblea Nacional, ha realizado una función dinámica en su circunscripción: “Termino mi primer mandato con el orgullo del trabajo cumplido... Hemos mostrado toda la fuerza del poder ciudadano cuando trabajamos juntos”, dijo.

 “Hay todavía mucho por hacer por eso deseo convertirme en la Primera Ministra, para seguir sirviendo a la gente”

 —¿Cuáles considera sus principales logros durante 4 años como diputada?
—Haber trabajado para desarrollar la vivienda social y lograr la integración de las minorías visibles y de los nuevos inmigrantes, tanto en nuestro distrito como en todo Quebec.
— ¿Qué es lo que más ha disfrutado de su ejercicio como diputada en este tiempo? 
— El encuentro con los ciudadanos. El trabajo con el Comité Ciudadano cada primer lunes de mes, todo lo cual me permite estar conectada directamente con mis conciudadanas y conciudadanos.
—¿Está satisfecha?
—Sí, pero se puede hacer mucho más, por ejemplo, la lucha contra la pobreza; hay muchos itinerantes; hay mucha gente que no puede encontrar vivienda digna; las familias a veces tienen que enviar a la escuela a sus hijos a otro distrito (por la falta de lugares)... Hay todavía mucho por hacer por eso deseo convertirme en primera ministra, para seguir sirviendo a la gente. 

 Incansable feminista y luchadora social y política

Nacida el 22 de mayo de 1963, esta mujer quien es también tesorera del partido Québec Solidaire, ha sobresalido como feminista y activista social y política. Massé también participó en el intento de desintegración del bloqueo israelí y egipcio de la Franja de Gaza, a bordo del buque canadiense Tahri, hace algunos años.
   En un libro de tintes autobiográficos que acaba de presentar sobre su devenir político y personal, “Parler Vrai”, (Decir la Verdad), Manon Massé acepta que es lesbiana y narra el momento en que ella lo confesó a sus padres. No tiene empacho en declarar en público su orientación sexual, incluso a través de las redes sociales como Twitter: “Soy lesbiana y estoy orgullosa de eso. Es suficiente la discriminación (que he sufrido) en Orlando y en Montreal. Estamos orgullosos de nosotros mismos”. 
   Ella admite que se deja el bigote y a pesar de las críticas veladas y burlas irónicas de sus oponentes políticos, Manon tiene el apoyo moral de su partido y de sus seguidores. Es por eso que desde hace 30 años, Manon ha defendido cada día la justicia social, así como el derecho de la mujer y de las comunidades LGBT, (Lésbico-Gay, Bisexual y Transexual), de las personas refugiadas y de los inmigrantes. 
—¿Ha tenido peticiones especiales de la comunidad latinoamericana y las ha cumplido?
— No. Tenemos muchos extranjeros pero una muy pequeña comunidad (latinoamericana) en nuestra circunscripción. Tenemos algunos latinos conocidos, como Andrés Fontecilla (compañero suyo de partido, chileno y ex portavoz del partido Québec Solidaire), pero no puedo decir que los conozco mucho, hay que desbloquear esos límites mucho más, pues no nos conocemos muy bien.

 Por una gran campaña de educación popular en todo Quebec

Entre los objetivos que ella tiene si llega a primera ministra, además de aumentar el salario mínimo a 15 dólares la hora, se encuentran “denunciar el abuso de compañías que reciben fondos públicos, como Bombardier, bloquear el aumento de tarifas de electricidad de Hydro-Québec y retirar los costos de la pensión alimentaria individual del cálculo de los ingresos (para la declaración de impuestos)”.
   También, “mejorar los servicios de atención a las víctimas de agresiones sexuales y ofrecer un curso de educación sexual desde la primaria hasta la universidad, así como reconocer los derechos de las personas LGBT y denunciar las violaciones a estos derechos”.
   “Para mí, en ese momento, ser primera ministra es tener los medios políticos y económicos para organizar una gran campaña de educación popular en todo Quebec y permitir que todos caminen en su comprensión del mundo, de los sistemas de opresión y darles las herramientas para cambiarlo”, finalizó Manon Massé.
   Sainte-Marie–Saint-Jacques es un distrito electoral provincial en Montreal cuyos miembros electos forman parte de la Asamblea Nacional. Esa circunscripción comprende, además del área del mismo nombre, parte del barrio de Ville-Marie y del Plateau-Mont-Royal, así como porciones del centro de la ciudad, incluyendo el Viejo Montreal. Tiene una área de 15.3 kilómetros cuadrados, una población de más de 60 mil habitantes y un padrón electoral de 42,287 votantes registrados hasta 2014, que fue el año en que Manon Massé alcanzó la diputación de este distrito. 

——————————————————

Con información de la Biblioteca en línea del Parlamento de Canadá y del Partido Québec Solidaire. Agradecemos a Nazareth Hernández y a Tzutzuqui Medina, su apoyo para realizar esta entrevista.