Usar vestimenta como el velo musulmán, no significa que no tengan capacidad laboral e intelectual, dijo la alcaldesa Valerie Plante


Redacción Crónica Norte Noticias / Latitud45

MONTREAL (CPN News).— El gobierno de esta ciudad no tiene la intención de censurar a los empleados que trabajan para su administración y que muestren señales de su fe, es decir, a los burócratas que usen símbolos religiosos, ya que este procedimiento es considerado discriminatorio según dijo la alcaldesa de Montreal, Valérie Plante.
   “A primera vista, sí es discriminatorio. Y juzgarlos por sus símbolos religiosos no tiene qué ver con su profesionalismo o capacidad para ocupar un puesto de trabajo en la ciudad de Montreal”, explicó Valérie en una conferencia de prensa hace unos días.
   El Ministerio de Educación, bajo el antiguo gobierno liberal, había enviado encuestas a los directores de escuelas para determinar el número de miembros del personal que llevaban símbolos religiosos.
   La alcaldesa Plante, respondió así a los comentarios de la nueva Ministra de la Condición Femenina de Quebec, Isabelle Charest, quien la semana pasado declaró que hijab o velo que usan las musulmanas, es “hasta cierto punto”, un símbolo de la opresión hacia las mujeres.
   “La emancipación de las mujeres es, ante todo, una cuestión de la capacidad de las mujeres para tener un trabajo, estudiar, recibir un salario justo y abordar el problema del equilibrio entre la vida laboral y la personal y familiar, lo cual asegura que las mujeres puedan acceder a puestos de poder y dirección. Para mí, esta es la prioridad antes de la ropa”, dijo Valérie Plante.