Gran éxito en el Primer Foro Hispano sobre la Violencia Conyugal * El evento tuvo como objetivo informar y buscar soluciones a una problemática que afecta a la sociedad y realizado por primera vez en español * Organizaciones árabes y haitianas ya buscan llevar este foro al seno de sus comunidades.


Por Rubichelo Monde y Paco Ortiz Velázquez

MONTREAL, 24 junio 2019 (Latitud 45/CPN News).— Cómo responder ante una situación de violencia en el hogar, cuáles son nuestros derechos, a quién acudir. Estás preguntas y más se respondieron en el Primer Foro Hispano sobre la Violencia Conyugal impulsado por las organizaciones Unidos por Nuestro País y Catálisis Media el pasado 22 de junio 2019 en esta ciudad.
   En este evento, conducido por la productora Ivette Chorro Fong, se dieron cita las especialistas: Ana Paola Fonseca, psicóloga y consejera en violencia conyugal; Sandra Londoño, trabajadora social y mediadora familiar; Ana Henriquez, abogada especialista en derecho familiar; y Nevila Mane, jefe de equipo de la casa refugio La Dauphinelle.
   Cada una de ellas hizo una breve exposición en su área de dominio y en conjunto respondieron a una serie de preguntas que personas dentro y fuera del foro se hacen sobre esta problemática que afecta a las familias, tanto a mujeres como a hombres, y que a veces el factor migratorio la hace más profunda.

Formas y ciclo de la violencia

La primera en tomar la palabra fue la psicóloga Ana Paola Fonseca quien habló de la formas de violencia y el ciclo de esta; una vez que inicia se repite una y otra vez cayendo en una espiral que empieza lento pero cada vez se reproduce con más fuerza.
   A decir de la especialista, la violencia puede ser: física, verbal psicológica (sutil, pero devastadora), sexual y económica. El ciclo empieza con el encanto, luego viene el estrés, empieza el miedo, la justificación de  la violencia y finalmente la esperanza. En este momento empieza el círculo vicioso donde la violencia aumenta.
  Entre los factores que nos hace vulnerables ante la violencia conyugal, sobre todo los inmigrantes, Ana Paola Fonseca citó: desconocer la ley, desconocer el idioma y el aislamiento.

Mediadora no decide, guía

Después tocó el turno a la trabajadora social Sandra Londoño, quien explicó el papel de la mediación en un conflicto familiar, sobretodo en una separación, donde hay un alto riesgo de violencia.
   Para empezar, afirma, una mediadora no decide, no opina y no es terapeuta, su papel es guiar y apoyar los acuerdos que las partes en conflicto hayan tomado de manera libre. En este punto, se entiende que la separación es una decisión tomada y respaldada de forma libre por cada uno de los cónyuges; la mediación ayuda a que esta decisión se concretice de forma pacífica.
   Sandra Londoño aclaró que en casos de amenazas, riesgo de suicidio o depresión, una mediadora familiar no interviene.

Derechos de las víctimas 

En seguida tomó el micrófono la abogada Ana Henriquez quien habló de las soluciones legales que tiene la víctima y empezó por aclarar que en Canadá toda forma de agresión es penalizada incluyendo la amenaza. Esto último pone fin a un mito entre la comunidad latinoamericana en el sentido de que gritos, chantajes y amenazas no son penalizados.
   En su exposición, dio algunos ejemplos de lo que se consideran delitos dentro del contexto conyugal y son penalizados: pellizcar, empujar, quitar el cheque, limitar las libertades como exigir las claves de redes sociales y correos electrónicos. Otros casos como obligar a comer ciertos alimentos caen en el rubro de negligencia.
   Entre los derechos de la víctimas, sea mujer u hombre, la abogada Ana Henriquez citó el derecho a permanecer en casa y recibir una pensión. En este sentido, reveló que por motivos culturales existe resistencia de las mujeres a pagar una pensión. En el caso de apadrinamiento, afirmó que si se hace al exterior de Canadá, la persona llega con residencia permanente y no hay problema para ejercer sus derechos. Si el apadrinamiento se hace al interior, la situación se complica un poco (cada caso es diferente), pero aún así se pueden ejercer derechos.

 Casa refugio

Finalmente intervino Nevila Mane, representante de la casa refugio La Dauphinelle, organismo que recibe a mujeres en caso de urgencia. El aporte de esta institución se divide en cuatro servicios que son: alojamiento; acompañamiento; seguimiento del caso de la mujer afectada, una vez que deja la casa refugio; y sensibilización de la sociedad a la problemática de la violencia conyugal.
   La Dauphinelle opera desde 1980 y cuenta con cuatro apartamentos. Tiene la capacidad de recibir a 24 mujeres con o sin niños en periodos cortos, es decir, desde un día hasta 8 semanas. Según el caso, también pueden ofrecer una estadía de mediano plazo de hasta seis meses.
   Más adelante, Nevila Mane aclaró que no se puede llegar directamente a La Dauphinelle, si no que son los organismos y en ocasiones la Policía quienes llevan a las mujeres afectadas a esta casa-refugio.

Foro exitoso

El foro terminó con la intervención de Rafael Energía Dominicana quien premió a los asistentes con una canción, para después dar la palabra a Ivette Chorro Fong, de Catálisis Media y Rubén Darío Jiménez de Unidos por Nuestro País, quienes resaltaron el éxito del foro tanto en la promoción como en la asistencia a un evento que tuvo como objetivo informar y buscar soluciones a una problemática que afecta a la sociedad y realizado por primera vez en español. Tal fue el éxito, que organizaciones árabes y haitianas ya buscan llevar este foro al seno de sus comunidades, informó Ivette Chorro Fong
   En la primera parte del evento se exhibieron los cortometrajes Mecharmant de Ivette Chorro Fong; Insólito de Helen Rodríguez; Mía o de nadie de Gabriela Rosario; y Claire de Mirian Paulino.