* Cumple 15 años el Festival de Cine Negro de Montreal, de la mano de su fundadora Fabienne Colas * Un evento para sensibilizar a la sociedad, dice la alcaldesa Valerie Plante * Reacciones burlonas del público para Justin Trudeau y su mensaje de saludo, por el caso de “black face”

Imagen: Festival de Cine Negro de Montreal.

 

Por Francisco Ortiz Velázquez
Crónica Norte / Communivision Canada
MONTREAL (CPN News).— Se realizó la apertura del Festival de Cine Negro de Montreal en su edición número 15, con la presencia de la alcaldesa de Montreal Valérie Plante y, entre otros personajes, de su fundadora y principal impulsora, Fabienne Colas. Este evento concluirá el domingo 29 de septiembre.
   En medio de una gran fiesta, efervescencia, invitados especiales, alfombra roja, glamour y mucha alegría, se inauguró este festival en el cinema Imperial de Montreal y se presentó el filme de apertura, Harriet (Kasi Lemmons, EUA, 2019), interpretada por Cynthia Erivo.

Comunicadores e invitados especiales. / Foto: cortesía René Cordero.

 

 Este filme se ubica en la etapa esclavista en Estados Unidos y narra la historia de la heroína afroamericana Harriet Tubman (Dorchster, Maryland, EUA, 1820-1913), quien escapa de los malos tratos de sus amos en la plantación donde nació, en Maryland, y que luego de llegar a Filadelfia ayuda a liberar a 150 esclavos incluyendo a su familia. Ella fue precursora de la lucha por los derechos humanos en favor de los negros, contra la esclavitud y en favor del voto femenino, antes de la guerra de secesión estadounidense.
   Valérie Plante, presentada por Fabienne Colas como “una mujer que hizo historia al ser la primera alcaldesa de Montreal”, puso de relieve la importancia de este festival en su 15a. edición “pues muestra la realidad de diferentes comunidades y nos ha hecho descubrir los grandes valores de toda la diversidad en nuestra ciudad”.

 Valérie Plante, alcaldesa de Montreal / Foto: Archivo Rubichelo Monde/Crónica Norte

 

“Hace 15 años la fundación Fabienne Colas creó este Festival y se convirtió en un ineludible paisaje cultural montrealés y hoy en día es uno de los más importantes y el único de su género por ser bilingüe, en América del Norte”, dijo Plante.
    “Este evento contribuye a hacer de nuestra ciudad un lugar más abierto y más sensible a las diferentes realidades que la animan. Este festival propone una mirada única y audaz sobre las numerosas cuestiones de la sociedad y constituye igualmente un precioso lugar de intercambio y de sensibilización”, añadió la alcaldesa, quien derrochó durante esta apertura un gran buen humor, una sonrisa contagiosa: mujer llena de energía, risueña, feliz.
   “Invito a los y a las montrealenses a participar en este festival, pues estoy convencida que harán descubrimientos excelentes y enriquecedores”, finalizó.

Una vitrina para los creadores 

La fundadora y directora de este festival, Fabienne Colas, destacó que este festival en Montreal ofrece una vitrina y voces a los creadores que de otra forma no serían vistos ni comprendidos aquí y que se trata de mostrar obras excepcionales que beneficien siempre para dar luz a los proyectos, compartir realidades poco conocidas, desmitificar tabúes, favorecer los encuentros profesionales y contribuir al avance del cine independiente.

Fabienne Colas, fundadora y directora del Festival de Cine Negro de Montreal. / Foto: cortesía René Cordero.

 

“Un festival que divierta pero que también llame a la reflexión a través de obras inéditas y que aborden temas que interpelen, que provoquen, que hagan sonreír y asimismo dejen al público perplejo y conmocionado por las realidades que se presentan en los filmes”, prosiguió Colas Jospeh.

 Un poco de historia...

 Hace poco más de 15 años Fabienne Colas Joseph tuvo el sueño de unir a toda la comunidad negra de Canadá, venidos de diversas regiones del mundo y con diferentes lenguas, aunque con el francés y el inglés como idiomas oficiales de país, en torno a historias contadas por el cinematógrafo, para darle espacio y valor a cineastas, artistas, escritores, guionistas y la gente involucrada en la industria fílmica, pero cuyo trabajo en la pantalla sirva para sensibilizar a la sociedad en cuanto a la presencia de una de las minorías más visibles en Canadá: la raza negra.

 Imagen: Festival de Cine Negro de Montreal.

 

Primero contó con la participación de realizadores y películas de su país de origen, Haití, pero con el paso del tiempo el sueño de esta directora, actriz, productora y promotora del arte y la cultura negras creció tanto, que ahora ella a través de su fundación realiza en todo Canadá diversos eventos y festivales, entre los cuales destacan los Festivales Internacionales de Cine Negro de Montreal, de Toronto y de Halifax, además de que su labor tiene repercusión mundial, pues en estos eventos se presentan obras de cineastas y artistas negros de todo el mundo.
   Es así que luego de tres lustros, la edición número 15 del Festival Internacional de Cine Negro de Montreal estará presentándose hasta este domingo 29 con 90 filmes de 25 países, entre los cuales destacan Estados Unidos, Reino Unido, Sudáfrica, Burkina-Faso (Antes Alto Volta), Alemania, Portugal, Martinica, Francia, Italia, Bélgica, Kenya, Dinamarca, Trinidad y Tobago, Suiza, Holanda, Haití, Ghana y por supuesto Canadá.

Imagen: Festival de Cine Negro de Montreal.

 

América Latina, presente

América Latina está representada en este festival por Cuba y República Dominicana, con los filmes Si Bondye Vle, Yuli (Si Dios Quiere, Yuli) coproducción haitiana-dominicana que habla de la vida de Yuli, una mujer haitiana que vive en República Dominicana y que lleva 35 años lucha por elevar la dignidad de sus hijos a pesar de su estatus migratorio precario en esta nación. También, Bakoso: Afrobeats of Cuba, cuya premier canadiense se realiza en este festival y que narra cómo los ritmos originales africanos de esta isla han inspirado las canciones de Marc Anthony, Will Smith, Daddy Yanky, Bad Bunny o Janet Jackson.

Imagen: Festival de Cine Negro de Montreal. 

 

Homanajes a Euzhan Palcy y Jean Claude-Lord

Se realizó un homenaje y reconocimiento a uno de los más grandes íconos negros del cine mundial, Euzhan Palcy, realizadora y activista social, originaria de Martinica, en el Caribe, radicada en Francia y quien fue el primer director de cine –hombre o mujer— en ser nominada al Óscar. 
   Con su película, A Dry White Season, en 1989, logró sacar de su retiro a Marlon Brando, quien  actuó sin cobrar para participar en esta cinta junto a Donald Sutherland y a Susan Sarandon. Es la adaptación de una novela del escritor sudafricano André Brink, que narra parte de los movimientos sociales de Sudáfrica contra el “apartheid” o discriminación oficial que se sufrió durante siglos en ese país, una película que sensibilizó al mundo sobre esta situación.

Imagen: Festival de Cine Negro de Montreal.

 

   Para realizar esta película ella arriesgó su vida y viajó de incógnito a Sudáfrica a fin de investigar los disturbios en Soweto y denunciar los crímenes por discriminación racial, apoyada por el doctor  Motlana (médico personal de Nelson Mandela y de Desmond Tutu). Su película fue clave para dar a conocer los 27 años de prisión de Nelson Mandela y, como era de esperarse, enfureció al régimen dictatorial blanco de Sudáfrica y fue prohibida.
   Euzhan Palcy recibió el premio 2019 Prix Précurseur / Pionner Award, presea que también fue entregada al director quebequénse Jean-Claude Lord, director de la serie televisiva Jasmine, que aborda las realidades y conflictos de la multiculturalidad en Montreal, como la discriminación y brutalidad policiaca contra los inmigrantes y la gente de color.

Imagen: Festival de Cine Negro de Montreal.

 

Películas que no se debe perder...

Entre los filmes que no debe perderse todo buen cinéfilo, figuran, además de Harrieta y de las cintas latinoamericanas ya mencionadas, están las siguientes películas:

Imagen: Festival de Cine Negro de Montreal. 

 

• Ali’s Comeback: The Untold Story (El Regreso de Alí: La Historia no Contada). (Art Jones, EUA, 2018), documental sobre el legendario boxeador Muhammad Alí, en un período menos conocido de su vida, cuando tres hombres de Atlanta intentaron traerlo de vuelta al ring en 1970, tres años después de que los organismos mundiales lo despojaron de su título mundial por haberse negado a ir a la guerra de Vietnam.

 

Imagen: Festival de Cine Negro de Montreal. 

 

• Rwanda. (Italia, 2018). Basada en una historia real, drama del cineasta italiano Riccardo Salvetti recuerda el genocidio en Ruanda a través de los ojos de dos actores que tienen que actuar en el escenario varios años después, un par de víctimas ruandesas de esta tragedia.

 

Imagen: Festival de Cine Negro de Montreal.

 

• Ellen: La Historia de Ellen Pakkies. (Sudáfrica, 2018), es una cinta de la cineasta sudafricana Daryne Joshua que también se basa en una historia real, la de Ellen Pakkies, una mujer que asesinó a su hijo adicto de 20 años en Ciudad del Cabo en 2007 lo cual conmocionó a toda esa nación. Este es el filme de clausura este domingo 29.
   El Festival Internacional de Cine Negro de Montreal se presenta en los cinemas Imperial, Du Parc, Du Musée, en la Grande Bibliotéque, en los cinemas Guzzo y en la Cinematéque Québecoise, hasta el domingo 29 de septiembre. Consulte las carteleras y películas en montrealblackfilm.com 

Justin Trudeau, sonrisas de burla

Finalmente, cabe señalar que el primer ministro de Canadá Justin Trudeau envió un pequeño video con saludos al Festival Internacional de Cine Negro de Montreal, lo cual desató burlas y risas irónicas del público congregado en el cinema Imperial, ya que está fresco en la memoria el escándalo de “BlackFace” en que se vio envuelto el mandatario canadiense el pasado 19 de septiembre.
   “BlackFace” fue la campaña de desprestigio contra Trudeau que lanzaron sus oponentes políticos en plena carrera rumbo a las elecciones del 21 de octubre, bomba que tuvo como principal detonante la revista Time de Estados Unidos, que publicó fotografías del actual primer ministro canadiense con el rostro pintado de negro, imágenes que fueron consideradas racistas y que sus rivales electorales se encargaron de difundir por todas las redes sociales.

 

Imagen: Captura de pantalla. 

   La principal fotografía que muestra Time data de 2001, cuando Trudeau era un profesor de una escuela privada en Vancouver y donde aparece disfrazado de Aladino con la piel pintada de negro. En Estados Unidos se define el término “BlackFace” como el disfraz que usa una persona blanca para pintarse de negro y actuar como tal, lo cual se considera un insulto a los afroamericanos.
   Además de estas fotos, la revista Time publicó otras de cuando Trudeau era estudiante de secundaria y se disfrazó de Harry Belafonte, un cantante negro interpretando una canción jamaiquina y otra imagen en la que también está disfrazado y con la cara pintada de negro.