* Noche de emociones y nostalgia en el homenaje del cantante tenor a dos figuras de la canción mexicana: José José y Juan Gabriel



Por Elizabeth Molina y Abraham Ramírez
(Reporte e imágenes)
Crónica Norte/Latitud45

MONTREAL, 15 noviembre 2019.— “Para saber la diferencia entre amar y querer”, hay que escuchar a José José; y para “sanar bien la herida”, hay que escuchar a Juan Gabriel,  y eso fue lo que hicieron poco más de 100 espectadores en la presentación del cantante tenor Marco Mondragón quien realizó un homenaje a dos grandes de la música mexicana el pasado 8 de noviembre en céntrico bar de la ciudad, en una velada cargada de emociones y nostalgia.

 
Marco acompañado por la soprano Rosita Fotouhi. (Foto: Elizabeth Molina/Crónica Norte)

 

   En esta memorable noche, Marco estuvo acompañado por la cantante soprano Rosita Fotouhi, el baterista Félix Vilchez, los hermanos Carlo y Jacob Gazanini tocando el violín y el guitarrón respectivamente, y para cerrar el círculo de una noche perfecta, el mariachi Oro Blanco de Montreal. Todos ellos hicieron cantar y bailar a los presentes quienes estuvieron muy contentos y orgullosos de la representación de la música mexicana con un nivel muy profesional y joven.

AÑOS DE PRÁCTICA

La voz de Marco que conquistó a los presentes esa noche es el resultado de años de práctica y dedicación: A los 13 años empezó a tomar clases de canto; a partir de ese momento participó en las olimpiadas del conocimiento en la categoría de Canto donde obtuvo el 3er lugar; después participó a nivel zona y a los 15 años obtuvo el 3er lugar en el concurso campeón de campeones. También ha estudiado en el conservatorio de música de Montreal y actualmente es estudiante de canto en la Universidad de Montreal. Hoy, a sus 24 años, Marco puede sentirse orgulloso de su trayectoria.

ORGULLOSA MADRE 

Marco Mondragón y su madre Erika Castillo. (Foto: Elizabeth Molina/Crónica Norte)

 

En uno de los momentos más emotivos de la velada, Marco afirmó que ‘‘el amor más puro que existe, es el amor de una madre por sus hijos” y dedicó la canción Amar y Querer a su madre la señora Erika Castillo, la misma que declaró estar agradecida porque ‘‘Marco le ha cantado desde su inicio y ella es su principal admiradora, ya que le gusta verlo triunfar, verlo transformarse en el escenario y que desde niño descubrió que su brillo era único y su familia en Acapulco lo ama y lo apoya en su carrera’’.

REACCIONES

Marco y el Mariachi Oro Blanco de Montreal. (Foto: Elizabeth Molina/Crónica Norte)

 

Con la interpretación de Marco Mondragon, el público se sintió conquistado como lo expresaron a Latitud45/Crónica Norte: ‘‘Me remontó a los años que viví en México, en donde conocí su cultura y en esta velada Marco me hizo recordar esos años’’, afirmó Yasemin Esen, originaria de Turquía. 

   ‘‘Recordé gratos momentos de mi infancia, con la interpretación perfecta de Marco, muy buena voz’’, dijo a su vez Rocío Ángeles, de Perú. 

   ‘‘Canta con mucha pasión, lo cual me hizo sentir mucho entusiasmo, siendo joven de otra generación no conozco las canciones, pero a través de la pasión de Marco, me permite descubrir la cultura mexicana, haciéndome sentir en México, ¡me encantó!’’: Sara Lozano-Franco, de Quebec.

   ‘‘Muy buena interpretación de la música mexicana, excelentes músicos y la presencia de Rosita fue muy especial’’: Lupita Lozano, de México.