Admirables obras de arte, arquitectura y decoración fantástica engalanan la red del metro de Montreal, Canadá.

 

Por Daniel Balcázar
Crónica Norte/Latitud 45
MONTREAL, 15 de diciembre 2019.— Viajar en el metro de Montreal puede resultar tan placentero como recorrer una enorme galería de arte, donde el color, la arquitectura, y la decoración se fusionan en un sólo lugar para ofrecer a sus visitantes parte de la historia y cultura de una de las ciudades más importantes del país.

Metro Namur. Foto Daniel Balcázar.

 

   Cada una de las 68 estaciones que componen la red del subterráneo está construida y diseñada con un estilo diferente y en la mayoría de ellas se muestran obras que incluyen vidrieras, murales, frescos y esculturas de grandes artistas canadienses.

Metro McGill. Foto Daniel Balcázar.

 

   Cómo las magnificas vidrieras de la estación Champ-de-Mars, de la artista quebequense Marcelle Ferron, obra famosa y reconocida a nivel mundial; o como la sofisticada arquitectura con enormes ventanas que permiten que la luz natural llegue hasta los pasajeros en los trenes, cómo la que se puede apreciar en la estación Angrignon, donde el suelo del parque alrededor del edificio llega hasta el nivel de los andenes. 

Metro Champ-de-Mars. Foto Daniel Balcázar.

 

   En el metro de Montreal también puede admirarse la fantástica decoración integrada con el diseño arquitectónico, ejemplo de ello es la enorme y luminosa escultura con forma molecular del artista novador Pierre Granche, que se encuentra en la estación Namur, línea naranja.
Déjate sorprender y convierte tu cotidiano viaje en metro en una experiencia única.


Con información de: www.metrodemontreal.com