Por Mauro Huerta y Rubichelo Monde

Montreal.-  Un grupo de trabajadores agrícolas guatemaltecos se reunió el pasado domingo 23 de julio afuera del Oratotio Saint-Joseph, para denunciar la estafa de la que han sido objeto por parte de una agencia de colocación y la inacción por parte del gobierno canadiense por sacar de la circulación y castigar a los responsables.

    “Estoy aquí, para demandar que se haga justicia por la cantidad de dinero que nos quitó el señor Esvin Cordón”, afirma Henry Aguirre, uno de los afectados por la agencia Placement Le Progrès, cuyo propietario,  Esvin Cordón,  prometió tramitar permisos de trabajo y la residencia a cambio de 4,500 dólares por cada trabajador. “Ya pasó un año y tres meses y yo no he obtenido ni un papel, ni un documento”, denuncia Aguirre.

   Originalmente Henry Aguirre y otros doce compañeros llegaron a Canadá contratados por una empresa avícola, y “(Esvin Cordón) nos vino sacar para ir a trabajar con él con ese engaño de que íbamos a tener un permiso de trabajo”, afirma Aguirre.

   Susan Ramírez, abogada de los afectados, resaltó que el señor Esvin Cordón, de nacionalidad guatemalteca,  sigue en libertad y que continúa estafando a trabajadores agrícolas a través de su agencia Placement Le Progrès, asentada en Victoriaville.

    “Lo que se sabe es que el señor sigue libre y sigue trabajado como siempre y las autoridades no han hecho nada, lo que quiero es que se haga justicia”, confirma Henry Aguirre quien gracias a la abogada Ramírez obtuvo un permiso de trabajo que le permitirá estar aquí en Canadá y luchar porque las autoridades hagan justicia.