Por  Francisco Ortiz Velázquez / Latitud45.ca
MONTREAL.- La mexicana Lucina Monroy es una «rara avis» en Canadá: llegó en 2005 como refugiada en compañía de su padre, el periodista veracruzano Everardo Monroy Caracas; trabajó, como la mayoría de los venidos aquí, haciendo las labores sucias y pesadas. Sus innegables talentos la convirtieron en concursante de belleza, intérprete y actriz.
   Pero ahora su reto es mayor: va por una diputación provincial en su vecindario: Hamilton East Stoney Creek, cerca de Toronto. Militante del Partido Nueva Elección de la Gente de Ontario, (New People’s Choice Party of Ontario), ella piensa cambiar la forma de hacer política, en favor de las comunidades de inmigrantes “que casi no tienen voz ni voto en el Parlamento”.
   Nacida en Tepoztlán, Morelos, pueblo mágico y centro ceremonial y ancestral de los antiguos aztecas, a 82 kilómetros al sur de la ciudad de México, Lucina es descendiente de indígenas, ha sido reportera, inmigrante, modelo, cantante, hija, esposa, madre de cinco niños y ahora, acaso, diputada en Canadá. 
   En entrevista especial para Latitud45, esta mujer afirma su creencia en la energía del cosmos y piensa que si hace las cosas con amor las puertas se abren, aún dentro del ámbito de la cerrada política canadiense.
   Sensual escote y ropa ligera en sus presentaciones, pero con muchas ideas bullendo para cambiar la realidad de los inmigrantes, Lucina pretende dar el salto del modelaje a una curul del Poder Legislativo provincial de Canadá, en las votaciones de este 7 de junio. 
“Un partido para las minorías... Para los que venimos a trabajar por la sobrevivencia”
“Canadá está construido por inmigrantes como tú, tus padres, tus abuelos y como yo. En este país todo puede ser posible”, afirma Lucina a través de un video proselitista dirigido a las comunidades inmigrantes de Ontario.
“Los migrantes hacemos Canadá y merecemos tener más voces en el Parlamento. Ya basta que un cierto círculo de personas maneje el sistema político canadiense, ya es tiempo que se incorpore más la voz multicultural”, afirma.
Se implicó en la política canadiense desde 2009, como colaboradora del entonces candidato del Partido Liberal, donde conoció al actual primer ministro de Canadá,  Justin Trudeau. Lucina afirma que su partido, The New People’s Choice of Ontario, busca darle mayor valor y dignidad a las comunidades multiculturales, integradas por migrantes de diferentes latitudes.  “La gente que ha construido Canadá somos los inmigrantes, los  que venimos a este país a trabajar para la sobrevivencia.
Profeta en otra tierra: las comunidades  inmigrantes de ultramar la apoyan
Ella esta compitiendo por la diputación en un área que no tiene mucha presencia mexicana ni latinoamericana, sino donde hay importantes asentamientos de comunidades judía, italiana, portuguesa, china, hindú; de Afganistán, India y Paquistán “y en todas ellas me han apoyado mucho”, señala.
“Voten por la diferencia y con el corazón...”.
Las elecciones son el 7 de junio para designar a los 124 diputados provinciales que conformarán la próxima Asamblea Legislativa y Lucina les pide a los electores “que voten con el corazón, que voten por la diferencia para sus localidades y su provincia”.
Sus rivales políticos son solamente dos, entre ellos Paul Miller del NPD, Nuevo Partido Demócrata, quien busca reelegirse y “quien desde hace años se ha mantenido en el puesto, pero todo sigue igual”. También tiene como oponente a un candidato del Partido Conservador.  “Creo que los tres estamos muy fuertes y solo hay que trabajar y escuchar a la gente en sus necesidades”, recalca.
Sin embargo, para Lucina el verdadero futuro y apoyo para las comunidades inmigrantes en Canadá y especialmente en su circunscripción electoral no se encuentra en esos viejos políticos anquilosados en el pasado y en la intolerancia, sino en la gente nueva del New People’s Choice Party.
   Uno de los dirigentes del Partido NeoDemócrata ha sido acusado de racismo, de homofóbico y de tratar mal a un trabajador y Lucina asegura que la conducta de todos los políticos de esos partidos, incluyendo el Liberal, “me han decepcionado”.
Repentina celebridad mediática
Por otro lado, por el hecho de ser una mexicana en pos de una diputación en Canadá, Lucina se ha convertido en una celebridad mediática, de unas semanas a la fecha, pues la han entrevistado los medios mas importantes de México y los medios informativos hispanos de Ontario y Québec.
    Ella lo explica de la siguiente manera:
    -Si tu llevas la palabra del amor, ésta tiene mucha fuerza. Yo creo en la energía y que cuando haces las cosas de corazón, todos te escuchan....
    “Lo que también queremos hacer si llegamos al Parlamento es que los políticos de Canadá ganen menos y hagan más, porque hay mucho desperdicio de recursos que se deben utilizar en apoyos para escuelas y hospitales”.
    “Llevar con acciones reales amor y apoyo a nuestras comunidades es algo que se lleva en el alma, no en la boca. En la tierra hacen falta personas que trabajen más y critiquen menos; que construyan más y destruyan menos; que prometan menos y resuelvan más, que esperen recibir menos y den más”, prosigue Lucina Monroy.
“Lo importante es ayudar y dar más beneficios y mejores programas a mi comunidad. Hay que despertar al mundo y hacerlo diferente para nuestras nuevas generaciones”. 
“Todavía hay racismo, sobre todo en la burocracia”
Para Lucina “cuando uno viene como refugiado la experiencia como inmigrante es diferente a la de un canadiense nacido aquí. Todavía hay racismo, sobre todo en la burocracia. Quiero trabajar para que las comunidades tengan mejores programas y que haya un trato más digno en Canadá”.
   Y hace una denuncia: “La tendencia en Ontario y quizá en todo Canadá es preparar a las nuevas generaciones para que sean sólo mano de obra, que los jóvenes no piensen mucho y es por eso que quiero ser diputada. Siento que podemos hacer mejor las cosas”.
Por eso “me latió” desde un principio el nuevo partido, The New People’s Choice Party, “que se enfoca más en trabajar y defender los intereses de las comunidades multiculturales”.
 “Los migrantes hacemos Canadá y merecemos tener más voces en el Parlamento. Ya basta que un cierto círculo de personas maneje el sistema político canadiense, ya es tiempo que se incorpore más la voz multicultural”, reitera la mexicana aspirante a diputada.
“Soy descendiente olmeca-tlahuica”
Lucina Monroy se declara orgullosamente de raíces indígenas, “soy descendiente olmeca y tlahuica”, ya que por línea paterna dice provenir de la cultura olmeca que floreció hace 3 mil años en la zona de lo que es hoy son los estados de Tabasco y el centro- sur de Veracruz.
   “Y en Morelos, donde yo nací, se desarrollaron los tlahuicas (de la familia náhuatl, el mismo tronco  de donde provienen los aztecas), que adoraban al dios Ometochtli (Dios conejo) y por eso me gusta mucho decir que tengo ancestros de ambas culturas”.
Canadá ya necesita a un primer ministro autóctono
Otra de las inquietudes de Lucina Monroy es que en breve surja ya, apoyado por su partido, un primer ministro de Canadá que sea de origen nativo: “Ya necesitamos alguien de las Primeras Naciones que cambie el sistema y que haga la diferencia”.
Para diputada con mucho escote y sensualidad
Lucina ha sido cantante, actriz y modelo. Su sensualidad permea estas actividades de la farándula y la transpira en su nueva faceta política, lo cual ha sido criticado por mucha gente. “Esos escotes que usa son distractores para el mensaje serio e inteligente que ella quiere divulgar a las comunidades”, le han señalado en las redes sociales.
    “La apoyamos como mujer y como mexicana porque tampoco no nos gusta criticar la forma de vestir y respetamos la libertad de que cada quien se vista como lo desee, pero debe darse cuenta que también está representando a México en Canadá, a todo nuestro país y debería vestirse más seriamente”, han comentado varias mujeres en Facebook.
En 2010 participó en Miss Latina Canadá.
En 2011 publicó su primer disco “Qué Bello eres Tú”.
Estuvo nominada en 2016 al Premio Latino Awards, como Mejor Intérprete Femenina.
Lucina proviene de los lugares con reflectores y lo goza: “Me inicié en el entretenimiento en 2009 primero como modelo y luego en la actuación; hice dos películas independientes y luego incursioné en la música que es lo que más me gusta. Luego grabé un disco que se llama “Qué bello eres tú” y ahí me di a conocer, pero lo que más me inquieta ahora es la realidad que vivimos los inmigrantes en Canadá”.
Reportera del crimen...
Por último, es de tomarse en cuenta que antes de venir a Canadá, Lucina Monroy incursionó en el periodismo y fue reportera de Nota Roja (crimen y policía) en diversos periódicos en los estados de Sonora, Guerrero y Morelos. Y en la Ciudad de México, 
    “Cubrí Nota Roja que es donde un periodista se enseña a redactar. Tenía que aprenderme los códigos de los policías para estar atenta y llegar cuanto antes para tomar la mejor foto del muertito. Definitivamente en la sección policiaca es donde me enseñé a redactar, de eso no hay duda”.