https://elrinconderosme.blogspot.ca/2016/11/hablando-de-la-muerte-desde-el-budismo.html

 

Por Rosa Martha Morales Espinosa 

En este artículo quiero compartir ésta experiencia bastante enriquecedora acerca de las enseñanzas de Buda y que el maestro Kelsang Palkyong  nos comparte a través de su experiencia personal como monje budista. Él es un monje budista Kadampa mexicano, maestro residente del Centro Budista Kadampa Menlha (Tuxtla Gutiérrez, Chiapas).

Él llega al budismo encontrando un sentido real a su vida, con la esperanza de ser feliz. A lo largo de la entrevista nos va mencionando cómo percibe la felicidad. A decir verdad nunca me habían definido de tal manera la felicidad,  que consiste en el ser y no en el tener como comúnmente la sociedad la define.

Fue estudiante del Centro Budista Kadampa Vajradharma, en Monterrey. De abril a octubre de 2012 estudió  el Special Teacher Training Programme (Curso Especial del Programa de Formación de Maestros) en el Centro de Meditación Kadampa Manyhushri en Inglaterra. Es un maestro claro, paciente y alegre que contagia su alegría a todos los que se encuentra a su paso.

Durante la entrevista nos adentramos al tema de la muerte y nos explica  cómo percibe el budismo el tema de la muerte. Para los practicantes, la muerte es un “amigo” que les recuerda que se tiene una misión en la vida: el ser felices, y que estamos en este mundo de paso. Sin embargo muchos seres humanos viven la vida pensando que tienen una vida asegurada en un futuro y por lo tanto su mayor preocupación radica en el tener, acumular objetos, bienes, planear situaciones de manera obsesiva como si la vida fuera eterna, y no se ocupan de la felicidad verdadera que es tener momentos de alegría y felicidad en cada acción, momento, segundo que vivimos.

También nos menciona acerca de lo que hay más allá de la muerte,  de los seis reinos que existen, los cuáles a través de la muerte se puede trascender a ellos. Esto  va a depender de la forma de vida, de nuestras acciones que hayamos tenido en la Tierra, pues eso determina el tipo de renacimiento, es decir, a que reino vamos. 

A lo largo de la charla nos hace mención acerca de lo que es el Karma y la relación con la reencarnación. El karma es una ley universal, es decir, el resultado de nuestras acciones que determinan nuestra vida futura. Por lo que es importante considerar y tomar conciencia sobre nuestras acciones de día a día.

También hablamos sobre lo complejo que es ser felices sin una vida espiritual, porque se necesita de consciencia, sabiduría, práctica, guía, encuentro con uno mismo y el amor al prójimo a través de la compasión para así alcanzar la iluminación.

El maestro nos menciona acerca del sufrimiento físico y mental en las distintas vidas  o reinos, sólo que cada uno sufre de distintas maneras, nos ejemplifica que el reino animal sufre en todo momento porque son atacados, golpeados, usados para trabajo, alimento, etc.

La misión que tienen los budistas de la tradición Kadampa del camino Mahayana  es alcanzar el nivel de pureza necesario para tener la capacidad de ayudar a los demás a fin de liberarlos del sufrimiento y puedan ser felices. El camino Mahayana es el mayor nivel que todos deberíamos aspirar, ser un ser puro para ayudar a los demás y el claro ejemplo es un buda, pues solo ellos han alcanzado ese estado puro. Por el contrario, un ser humano ordinario se encuentra constantemente en una perturbación mental con los excesos de la vida, las preocupaciones a desmedida sobre nuestra apariencia física procurando obtener un beneficio personal, preocupación por la vida cotidiana y cíclica sin aspirar a trascender a nivel espiritual.

Existen muchas causas del sufrimiento y casi nadie se pone a pensar  éstas causas para eliminarlas, por el contrario estamos envueltos en la parte material, engañados en que al poseer éstas situaciones o condiciones materiales nos va a traer felicidad, pero esto es engañoso porque nunca nos sentimos satisfechos, son emociones pasajeras y después regresamos al estado emocional  negativo, de falta, de insatisfacción.

Para prepararnos en el tema de la muerte, es importante abandonar los estados negativos como el enojo, la envidia, la malicia, las malas intenciones y generar nuestra mente basados en la consideración, el respeto y amor sincero y puro hacia los demás no importando la religión que practique. 

Por último el maestro envía una dedicatoria al auditorio de "El Rincón de Rosme" y para toda la humanidad:

“Que todos aprendamos a ser felices, que todos nos libremos del sufrimiento para dar sentido y significado a nuestra vida para, llegado el momento de la muerte,  no nos vamos a sentir arrepentidos o llenos de miedo,  pues nos espera una vida agradable”.

Así que todo el ser humano que éste interesado en practicar éstas enseñanzas puede  acercarse a un centro budista Kadampa Menlha donde todos son bienvenidos.

 Finalizada la entrevista, el maestro Palkyong nos enseñó el recinto de meditación, explicándonos el significado del altar, y algunas ceremonias que practican.

Fue una experiencia muy agradable y serena, pues estar en un ambiente como éste nos permitió sentir tranquilidad, hermandad y sobre todo sentirnos acogidos por la forma en cómo nos recibió y nos explicó cada una de nuestras dudas acerca del budismo y el tema de la muerte.

Síguenos en Facebook: El Rincón de Rosme

 Asistencia técnica: José Vázquez Estrada