Relaje su cuerpo y tome un breve solaz. Ahora dispóngase a escuchar buena música o a leer un buen artículo. Pero antes, deje que le digamos gracias por estar aquí, en esta revista electrónica que pretendemos que sea suya y nuestra. De todos. Se la presentamos oficialmente: Latitud 45.

Dicen que el proceso de nacimiento, crecimiento, desarrollo y muerte se repite incesantemente en todo; ciclos, le llaman. Latitud 45 comienza ahora un ciclo, y como tal, creceremos, nos desarrollaremos y… no, no moriremos. En todo caso, naceremos en otro ciclo. Uno superior. Pero mientras, nos vamos a divertir, vamos a escribir a debatir a analizar y a despertar nuestras conciencias. Vamos pues a expresarnos. Vivir, lo llaman otros.

Esta revista nace en Montreal que se encuentra en el paralelo 45 norte. Los que iniciamos esta aventura editorial somos latinos que vivimos en esta ciudad multicultural, sin embargo nos dirigimos a los hispanohablantes de todo el planeta.  

La revista Latitud 45 no viene sola, viene acompañada por otros dos hermanos: ¡Qué Gusto Radio! y Crónica Norte, que está por salir. Los tres, daremos espacio a su voz. Sí, la de usted. Los tres vamos en el mismo barco y lo invitamos a subir.

Venga, atrévase y monte a nuestro barco a escuchar buena música, leer o a ver un video. Y si gusta, también puede compartir sus ensayos, reflexiones, reportajes, fotos, poemas o cuentos. Si es usted músico o le gusta cantar, venga le abrimos los micrófonos o tráiganos sus canciones, acá las transmitimos. Los temas son libres, claro manteniéndose siempre en el marco del respeto.

 

Así, ustedes y nosotros, juntos en una sola voz, creceremos, nos desarrollaremos y, como comentamos líneas arriba, pasaremos a un nivel superior…