* Hay 11 asesinatos de mujeres al día en Latinoamérica; 9 de ellos en México. * Lilia Torres y Monserrat Rueda analizaron el tema, en una emisión especial de Latitud45 dentro de la serie Voces Jóvenes en el Mundo.


 Redacción Crónica Norte Noticias / Latitud45.
MONTREAL, (CPN News/8 de marzo 2019).— El tema de los feminicidios, desde muchos ángulos y perspectivas, fue analizado y desmenuzado por Lilia Torres y Monserrat Rueda Becerril, especialistas y activistas quienes hablaron de este concepto e hicieron un recuento de la problemática cultural que enfrentan las mujeres en América Latina, en una emisión especial transmitida durante toda esta semana en el marco del Día internacional de la Mujer, 8 de marzo, a través de Latitud45 TV Radio on line Plataforma Multimedia, desde Canadá.
   Ambas mexicanas, Lilia Torres es analista y productora de videos e imágenes digitales y Monserrat Ruedas vive en Vancouver, maestra de química y de escritura de ensayos científicos, definen la declaración de este programa mediante temas musicales revolucionarios, que hablan de la resistencia de las mujeres ante esta realidad, como “una posibilidad de encontrar el poder interno que tenemos todas y la fortaleza ante la vida, porque creemos que para vivir en un mundo construido desde el patriarcado, estas canciones nos dan un aliento para resistir”. En esta misma declaración, Monserrat señala que esta emisión habló de “una apuesta por la vida, por la mía por la de Lily, la de Montserrat, la de Lety Brito. Por las vidas de todas las mujeres de laaudiencia, por las que no nos escuchan ahora, por las que no conocemos, por las que ya no están y por todas las mujeres del mundo...”.

 Escalofriantes estadísticas en Latinoamérica

 Más adelante ellas hablan de las escalofriantes estadísticas: en Latinoamérica hay en promedio 9 asesinatos diarios de mujeres, de los cuales 7 ocurren en México. Donde más feminicidios se registran es en el municipio de Ecatepec, Estado de México, el más violento de todo el país.
   Aunque nuevas estadísticas de la ONU consultadas por Latitud45 elevan el número de muertas a 11 diariamente en Latinoamérica de las cuales 9 suceden en México. (*1).  “Y en países como México, Colombia y Argentina, menos de 10% de los delitos se denuncian”, afirman las conductoras. “Imagínense todos los que ocurren”.
   También durante la emisión radiofónica definen el concepto de feminicidio o femicidio:  “Crimen de odio entendido como el asesinato de una mujer por el hecho ser mujer. El concepto define un acto de máxima gravedad en un contexto cultural o institucional de discriminación y violencia de género, que suele ser acompañado por un conjunto de acciones de extrema violencia o de contenido deshumanizante, como tortura, mutilaciones, quemaduras, ensañamiento y violencia sexual contra las mujeres y las niñas víctimas de asesinato”.
   El concepto de feminicidio —ilustran—  fue utilizado por primera vez por Diana Russell (*2) legalmente, en 1976 ante el Tribunal Internacional de los Crímenes contra la Mujer y después fue retomado en México a mediados de los años 90, para poder describir la realidad de lo que ocurre con las muertas de Ciudad Juárez. Y recalcan Lily y Montserrat, que cada vez que surge una palabra nueva, quiere decir que ya no podemos describir la realidad con las palabras que existen. Es por eso que suena muy grave haber tenido que acuñar ese concepto y fue necesario crearlo para describir esa realidad de las muertas de Juárez:
   “Es monstruoso que haya que inventar una palabra como esa que describa que las mujeres asesinadas hayan sido victimadas bajo las características de un asesinato de violencia sexualizada, tortura, quemaduras, mutilaciones, en forma deshumanizada en la cual la mujer se vuelve un objeto y el crimen es motivado por el sentimiento de odio, de desprecio, de placer o sentimiento de posesión”, mencionan las conductoras en esta emisión radiofónica.

 El homicidio de mujeres es la punta del iceberg

 Añaden: “El homicidio es la culminación, es la punta del iceberg de más actitudes y violencias que la mujer sufre diariamente, que no culminan propiamente con la muerte, pero que entran en la categoría de violencia contra las mujeres sin que el fin sea su asesinato”.
   Y mencionan un fragmento del artículo Identidad de género y derechos humanos: La construcción de las humanas (*3), de la académica, antropóloga e investigadora mexicana, Marcela Lagarde (* 4), especializada en etnología, ícono del feminismo en Latinoamérica y estudiosa del fenómeno del feminicidio como un hecho cultural, institucional y social.
   “Es importante conceptualizar al feminicidio de manera que abarque también los procesos que conducen a ese exterminio y definirlo como el conjunto de acciones que tienden a controlar y eliminar a las mujeres a través del temor y del daño, y obligarlas a sobrevivir en el temor y la inseguridad, amenazadas y en condiciones humanas mínimas al negarles la satisfacción de sus reivindicaciones vitales. La opresión de las mujeres tiene una profunda marca feminicida: llevar a la práctica una política personal y cotidiana o institucional de este signo implica la concertación consciente e inconsciente de quienes ejercen la dominación y se benefician de ella”.

 Una cultura de la violación y el feminicidio

 Es así que Lily y Montserrat señalan que existe ya una cultura de la violación y del feminicidio en una sociedad que percibe que esos delitos no son algo extraordinario, pues la violencia sexual, la cosificación de la mujer y la trivialización de la violación se ve como algo normal. “Todo es parte de la cultura que luego se convierte en violencia feminicida ante la complacencia de la justicia patriarcal”. (Jueces, policías, testigos, jurados).
   También tocan los temas de los asesinatos famosos de mujeres, tanto del pasado como recientes, desde las hermanas Mirabal, triple feminicidio de Estado en República Dominicana ordenado por el dictador Rafael Leónidas Trujillo (*5), hasta Lucía Pérez, caso reciente en Argentina, pasando por Bertha Cáceres, activista ambiental en Honduras, la mexicana María Trinidad Vargas Tenorio “La Sirena”, victimada en Costa Rica en 2018, las argentinas María Menegazo y María José Coni, mochileras escalofriantemente ultimadas en Ecuador en 2016 o  Lesvy Alejandra Osorio en 2017, encontrada muerta en Ciudad Universitaria en México en 2017.
   “Fue tan horroroso el crimen (de las hermanas Mirabal) que la gente empezó a sentirse total y completamente insegura, aun los allegados al régimen; porque secuestrar a tres mujeres, matarlas a palos y tirarlas por un barranco para hacerlo parecer un accidente es horroroso”, dijo hace poco a la BBC de Londres, Luisa de Peña Díaz, directora del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana.
   Esta historia cansó a los dominicanos, que dijeron: “Si nuestras hermanas, nuestras hijas, nuestras esposas, nuestras novias no están seguras, ¿de qué sirve todo esto?”, afirma Julia Álvarez, escritora estadounidense de origen dominicano y autora de la novela El tiempo de las mariposas, basado en la historia de las hermanas Mirabal y que inspiró la película del mismo nombre. El asesinato de estas 3 mujeres dominicanas dio origen al Día Mundial de la No Violencia contra la Mujer, enfatizan Lily y Montserrat. (*6).

La violencia de género: una pandemia

De la mano de la la escritora Julia Álvarez, si las hermanas Mirabal siguieran vivas hoy en día tendrían mucho por lo que seguir luchando. De hecho, la violencia de género ha llegado a ser calificada como una “pandemia” en América Latina, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). De acuerdo con la ONU, la violencia en sus propios hogares es la principal causa de las lesiones que sufren las mujeres de entre 15 y 44 años en el mundo.
   En América Latina, los países donde las mujeres son mayormente víctimas de la violencia son en primer lugar Chile, Colombia, Ecuador, Argentina, Nicaragua, el resto de Centroamérica y México. En Estados Unidos una mujer es agredida cada 15 segundos, 
   Lily y Montserrat también hablan en esta emisión de un tema ineludible: las muertas en Ciudad Juárez, más de 700 asesinadas entre 1993 y 2018, la mayoría entre 15 y 25 años de edad. Y las conductoras también tocan el tema sobre el hostigamiento de las mujeres cuando viajan solas o el temor que sienten cuando se desplazan solas en la noche.

Duelo musical: “la tuya contra nosotras”

Hay una parte de este programa que se disfruta y nos hace reflexionar, pues nos damos cuenta, sobre todos los hombres, que hay canciones que sin querer repetimos como algo normal o que incluso nos ha llegado como mensaje subconsciente, acaso desde niños, que  nos hacen reproducir el machismo, la violencia y la intolerancia hacia los derechos de las mujeres: se trata de un duelo musical, “La tuya contra nosotras” con canciones que las conductoras analizan.
   Las salsas, los tangos, las cumbias, el rock y las canciones populares que hablan de “Mátala, mátala, mala mujer” o “No sé como pude contenerme / así ahí nomás no la maté”. O “Ingrata, solo falta que yo quiera lastimarte y humilarte / por eso ahora tendré que obsequiarte un par de balazos / para que te duela / y aunque esté triste por ya no tenerte / voy a estar contigo en tu funeral” (Café Tacvba),  O “Alarma, alármala de tos... /  Violóla, golpeóla, matóla con una pistola” (Botellita de Jerez).  “Violarte hasta que digas sí”, “Prefiero verte muerta que con otro hombre” (The Beatles) o  “Yo solía amarla pero tuve que matarla” (Guns n'Roses).

Conclusiones: “No somos las únicas que tratamos de crear un mundo diferente”

Afirman en su despedida Lily y Montserrat:  “Esta es una situación sistemática, los homicidios son sistemáticos y reales, a pesar de ver tantas cosas tristes y que da coraje, rabia, hay que mantener en mente siempre que no somos las únicas que tratamos de crear un mundo diferente y que hay muchas mujeres en todo el continente que están tratando desde sus geografías y sus posibilidades, de hacer cosas distintas, exigir justicia de diferentes manera y eso es lo que nos tiene que mantener el ánimo arriba cuando las noticias no ayudan”. 


(*1) “Asesinan a 9 mujeres en México cada día: ONU”. El Universal, 22 de noviembre 2018, México, Agencia española EFE.

(*2) Diana Russell, autora del término (feminicidio). Diana E. H. Russell (1938) es considerada autora del término en su valía política. Doctora en psicología social y de origen sudafricano, Russell redefine la voz de Carol Orlock “femicide". Esta autora es una de las que impulsa en 1976 la organización del Tribunal Internacional sobre Crímenes contra Mujeres en Bruselas, el mismo que Simone de Beauvoir tilda de “principio de la descolonización radical de las mujeres”.

Feminicidios.net España. 

https://feminicidio.net/documento/diana-russell-autora-del-t%C3%A9rmino

(*3) Identidad de género y derechos humanos, en: Guzmán Stein, Laura y Gilda Pacheco Oreamuno (Comps.). Estudios Básicos de Derechos Humanos IV. Instituto Interamericano de Derechos Humanos / Comisión de la Unión Europea. Costa Rica.  p.p. 85-125.

(*4)  Marcela Lagarde ha también acuñado el término feminicidio para describir la situación en Ciudad Juárez, México y logró la creación de una Comisión Especial de Feminicidio en el Congreso para investigar el asesinato de mujeres en Ciudad Juárez. Dirigió la Investigación Diagnóstica sobre Violencia Feminicida en la República Mexicana, por la cual se descubrió que el feminicidio no es exclusivo de Ciudad Juárez.

(*5) - El mundo conmemora 58 años del asesinato de las hermanas Mirabal en Dominicana.

 La masacre, ocurrida el 25 noviembre de 1960, fue ordenada por el entonces dictador  Rafael Leónidas Trujillo * El asesinato de las tres mujeres dio origen al Día Mundial de la NO violencia contra la mujer.  Por Francisco Ortiz Velázquez. Latitud45.ca, 25 de noviembre de 2018. www.latitud45.ca/actualidad/comunidad-latina/165-el-mundo-conmemora-58-anos-del-asesinato-de-las-hermanas-mirabal-en-dominicana

(*6) – Ibidem.