Por David Ben-oni


… ¿quién te hizo juez de las acciones de los hombres y mujeres que,
 conociendo la injusticia se levantan contra ella? ¿quién te nombro justo si jamás has
hecho sino quejarte de lo que otros producen?
… 

En un post de redes sociales, leía el día de hoy que los individuos de izquierda suelen ser más inteligentes que los de derecha, de hecho, este post hace una referencia a un estudio científico que plantea que existe una inversa proporcional entre coeficiente intelectual e interés común; es decir, que entre menos inteligente suelen ser las personas, más individualistas serán, mientras que entre más inteligentes son, y conociendo por ello la naturaleza social humana, más tenderán al interés colectivo y a la asociación. 

   En constante comunicación con la diputada gran maestra Acacia, hemos notado que México tiene características muy peculiares, pero tampoco extraordinarias, son más menos, las mismas condiciones que tiene la población de toda América Latina. En el Instituto de Investigaciones Político-Filosóficas de la UNAM, en donde profanamente trabajo, sabemos de cierto que existe una lógica formal, una dialéctica, una ontológica, una matemática, etc… pero existe otra, todos la conocemos, pero pocos nos hemos dado a la tarea de describirla, un tipo de lógica que niega las anteriores, las contradice, las neutraliza, la lógica de la ilógica mexicana… 

   ¿Qué es México?, conglomerado pluricutural, pluriétnico, sincretismo inconsciente de seres desmoralizados; México, el ombligo del mundo, lugar legendario de guerreros que no saben ubicar al enemigo y guerrean entre sí; México, imperio conquistado por una recua de náufragos incultos pero bautizados… México, casa de los migrantes que siendo entre ustedes, siempre seremos de fuera… México, xenofobia entre dientes con abrazos al extranjero y menosprecio a los de dentro… México, tierra de oportunidades, mito de la abundancia de quienes despilfarran en alcohol hasta su vida; tierra de servicio y exportación hasta de mano de obra barata; tierra de contradicciones en donde la traición, la división, la delación e ignorancia son llamadas cultura de los chingones… México, territorio hasta en donde hablar significa la oportunidad velada de expresar la homosexualidad de la que parecieran sentirse orgullosos, pero que atacan férreamente en las calles y bares entre machos… 

   México, hogar de mestizos e indígenas ignorados. México, cuna de la lógica de la ilógica que se desborda exigiendo respeto a la incongruencia; México, tierra de niños berrinchudos que amenazan con retirarse si nos les aplaudimos y señalamos sus inconsistencias… lugar en donde ser culto es malo, pues evidencia la ignorancia ajena, en donde ser audaz y capaz, significa que quien habla y se queja no está haciendo sino señalar, si acaso… México, tierra de quejas y marchas, de nulidad y legitimación inconsistente, de mitos y fabulas inconclusas e inconexas… México, lugar de nacimiento de la lógica de la ilógica, en donde enseñar al ignorante se paga con el menosprecio por haber evidenciado que necesita de otros, en donde señalar la ignorancia ajena significa humillación para el pupilo, en donde la necedad y la salida tangencial se aplauden pues significan oratoria nacional, plus ultra y patrimonio de la mexicanidad… 

   México… tierra de libertad para el delito y la ruptura del tejido social, tierra de explotación en donde podemos encontrar de todo, hasta a un grupo de tarascos esclavizados por coreanos en su propio territorio… ¿Qué fregón era Cortés con sus 80 hombres para poder conquistar un imperio de guerreros comerciantes? 4 coreanos encerraron, incomunicaron y vejaron a 5 mil tarascos a los que obligaban a trabajar de sol a sol por una tortilla y un plato de frijoles, ¿qué son ellos entonces, semidioses? 

   México, territorio en donde ser, sencillamente humano, es considerado contundentemente pendejismo. Pero siempre hay sorpresas mexicano, eres tan chingón, que perdiste tu patria, cultura y nación en un abrir y cerrar de ojos, eres tan chingón, que caminas como loco gritando cual llorona cada vez que masacran a tu pueblo, eres tan chingón mexicano, que no necesitan invadirte para saquear tus recursos, los regalas por migajas de pan porque nada sabes producir, salvo chingaderas quizá… 

   Eres tan chingón mexicano, que no tienes la culpa de nada y jamás sientes la necesidad de responsabilizarte de tus actos, siempre fueron los otros; intentas siempre chingar y terminas chingado; ves en tus hermanos latinoamericanos seres inferiores y menos desarrollados, y omites observar que cuando menos han dado la batalla y muerto, sí, pero dignamente… 

   Eres tan chingón mexicano, que menosprecias la revolución ajena sin darte cuenta que la tuya no tiene otro nombre legítimo que decena trágica, y no sólo por los actos de la ciudadela que sé que al nombrarte ignoras, sino por 10 años de lucha y más de un millón de muertos para que la burguesía retomara el poder y menosprecies a tus héroes. Eres tan chingón mexicano, que no hay potencia extranjera que arriesgue a sus soldados en tu territorio, no tiene caso, mejor te regala rifles y mariguana, y como otrora por cuentas de vidrio y tu oportunidad de vivir avergonzado y de rodillas, entregas a tus hermanas y masacras a tus vecinos… eso eres mexicano. 

   Pero no existen los masones mexicanos, aun cuando sí existen masones que practican el Rito Nacional Mexicano, porque un masón es un ente universal que lo primero que reconoce es que su ser es parte de una fracción continua que reconoce por el nombre genérico de humanidad. Los masones reales, nos vemos en la necesidad histórica de reconocer la existencia inoportuna de la lógica de la ilógica mexicana, para intentar con ustedes, y por ustedes, corregir las circunstancias espacio tiempo que en física se denominan momento. Pero cuán difícil es demostrarle a los ciegos que el haberlos agrupado y congregado una vez a la semana para dialogar su situación, para buscar la cultura y memoria histórica que les permita situarse y avanzar, no es un logro suyo, sino de quien se los propuso; que no busca aplausos y reconocimientos vanos, sino que actúa por la consciencia de la necesidad de consciencia de resolver… de donde se desprende la necesidad no sólo de una metodología adecuada que en este caso se resume en táctica y estrategia, sino en acción concreta que nos permita no sólo marchar, sino conducir nuestros pasos hacia una meta consensada, ¿y siguen diciendo que no hay propuesta? Pues esta fue la primera, acepten organizarse, acepten su ignorancia, acepten deshacerse de ella mediante el estudio y la consciencia del medio que los rodea, acepten que no son sino esclavos de la voluntad ajena, despierten y autogobiérnense, despierten y avancen, despierten y hagan… 

   Pero no es real, no es real que les habíamos abierto los espacios para comunicar y que ustedes fueron incapaces de hacerlo, no es real que les dimos las herramientas para hacer y ustedes fueron y han sido incapaces de cultivarse, no es real que les señalamos puntualmente las inconsistencias pero ustedes han sido incapaces de asumirlas… no es real que la luz ha venido de esta parte, pero que ustedes cierran los ojos ante ella, pues se asustan del saber que en años y años, sólo han estado perdiendo el tiempo, salvo honrosas excepciones que se demuestran hasta en la retórica que se atreve a pronunciar dos palabras sin errarlas… 

   Para ustedes, mexicanos, nada es real salvo sus cuentos infantiles y sus sueños guajiros; algún día ganará su selección; algún día encontrarán y los amará miss universo; algún día su marcha de 100 mil representará la voluntad popular de 120 millones; algún día dejarán de masacrarlos; algún día alguien les reconocerá su ser chingones a pesar de haber perdido todo… la historia de su patria se repite constantemente entre sus individuos que se jactan de haber tenido lo que por idiotas perdieron, patria, recursos, amor, oportunidad y familia… todo… 

   Y seguimos gritando “despierta mexicano”, despierta de la pesadilla de 500 años que te ha sumido en el oscurantismo que ni siquiera te permite reconocerte falaz, atroz e inhumano. Despierta mexicano, mírate al espejo y escúpete a la cara, traidor, mentiroso y entreguista que cree que chingando a otros encuentra su valía… 

   Despierta mexicano, tú que dices que no merecen tu confianza los que por no ser como tú, merecen el reconocimiento no efímero y vano, sino el de los hechos concretos que se palpan y demuestran hasta por la vía más empírica, con que abras los ojos… despierta mexicano atrévete a dar el primer paso y estarás en el camino, pues mientras tanto, sólo estas perdido… 

   Despierta mexicano, arriésgate, nada tienes ya más que perder, pero acepta tu realidad, hasta ahora, sólo eres un mexicano… 

   Despierta, ubícate y avanza proponiendo, no la traición a la patria, no la traición y chingadera a tu congénere, no la traición y afrenta a ti mismo… no la ignorancia y el chiste como retórica nacional, no la incongruencia y señalamiento porque tú no haces y otros sí, no la vanidad efímera, no la hipocresía y la ambición, no la ignorancia cual parámetro de convivencia sana… ¡No! 

   No somos tu dios y tu diablo, deja de pensar que lo que hacemos y proponemos es sólo en tu beneficio, no es cierto que lo que sale bien fue por ti, y lo que salga mal por nuestra culpa; deja de hacernos responsables de tus estupideces; deja de evadir tu responsabilidad y admite quién eres y de dónde vienes para que llegues a tu meta… tu historia no es un ciclo, es una fracción continua que tu avanzas en círculo porque jamás has visto la línea recta de la moral y la ética que liberarse significan… 

   ¡Ya despierta mexicano… !